El amor en tiempos del Ébola.

Superviviendo

Por Rogelio Rivera Melo.

“Una epidemia de magnitud nunca antes vista”. Así cataloga Médicos sin Fronteras al brote de ébola que azota la parte occidental de África. No por el número de muertes sino por la manera en que la enfermedad se está expandiendo. 

Ebola

El amor en tiempos del Ébola.

Existe una larga lista de palabras que causan un estremecimiento cuando se escuchan pero desde hace unos meses, una de ellas se encuentra en la psique mundial: ébola.

“Ébola”, la palabra original, es mucho menos siniestra que todas las connotaciones que de ella se derivan. El “Ébola” original es el nombre un pequeño río ubicado en la República Democrática del Congo. “Ébola” es un virus de la familia  perteneciente a la familia Filoviridae. “Ébola” es una fiebre hemorrágica causada por la infección viral. “Ébola” es un agente biológico que puede ser empleado como arma terrorista. “Ébola” es una amenaza médica sin cura. “Ébola” es una epidemia fuera de control en el occidente africano.

“Ébola”, tal como lo escuchamos en la televisión o lo hemos visto en las películas, es esa enfermedad viral africana, sin cura conocida. Es la causa de que nueve de cada diez infectados sangren por todos sus orificios corporales antes de morir. Y es la pesadilla médica que la semana pasada llegó a Texas, E.U. dentro de un hombre procedente de Liberia.

Más allá de todo lo que escuchamos en los medios, en realidad la palabra “Ébola” es el mejor motivo para informarse sobre los riesgos sanitarios que implica tratar con un proceso infeccioso del que pocas personas saben algo – incluyendo los del Centro de Control de Enfermedades de los E.U.A. y la Organización Mundial de la Salud de la ONU.

Comienza como una gripa.

Ébola, el virus, vive en África. Se sospecha, en base a la información disponible actualmente, que se encuentra hospedado de forma natural en algún animal nativo africano (posiblemente los murciélagos) y que cuando por algún tipo desconocido de interacción entra en contacto con humanos se desata el infierno dentro del cuerpo de éstos.

Ébola, la infección, manifiesta sus síntomas en un período de tiempo que va de los 2 a los 21 días. Comienza como una gripe: dolores de cabeza, escalofríos, tos, fiebre, vómito, diarrea… Pero a diferencia de un resfriado, llega el momento en que la infección se traslada al tejido renal y hepático.

Ébola, el asesino, bloquea el flujo de la sangre  y afecta la química sanguínea, lo que impide la formación de coágulos y altera el funcionamiento de una gran cantidad de órganos y tejidos, en este momento comienza la aparición de sangrado y hematomas sin causa aparente. La falta de circulación lleva a una necrosis generalizada en piel y músculos. Además, al mismo tiempo, el sistema inmunitario se debilita de tal modo que cualquier otra enfermedad puede matar al infectado.

Nueve de cada diez infectados mueren por alguna de las causas citadas. Los pocos sobrevivientes quedan, en su mayoría, dañados de manera severa, más allá de la recuperación total.

Prevención sin cura.

Como ya habrás escuchado, estimado lector, querida lectora, aún no hay un método efectivo para curar el ébola. Este detalle solo deja una opción para luchar contra este virus: Prevenir el contagio a través de la aplicación de medidas de aislamiento cuando se sospeche de un brote infeccioso.

Las medidas de prevención deben adoptarse en las zonas geográficas donde se ha presentado un caso de ébola. Esto nos tenía muy preocupados por los africanos, pero cuando la semana pasada se declaró un caso en Texas, el nivel de alerta pasó de “hollywoodense” a una preocupación real.

images

Cosas que TIENES que saber.

Ébola, la amenaza, ya está en el continente americano, así que si tomamos en cuenta que UN SOLO CASO PUEDE INFECTAR A VARIAS PERSONAS QUE PUEDEN PENSAR A VARIAS PERSONAS, creo que es importante mencionar varias cosas para reducir el riesgo de infección:

1. El proceso inicial de contagio empieza en animales y alimentos. Pero sólo en África. Algunos piensan que cuando algún animal se come a un murciélago infectado mismo que transmite el virus al humano que se alimenta de él.

2. Las manifestaciones del ébola (con primeros síntomas parecidos a la gripe) pueden empezar a partir de los 2 y hasta los 21 días del contacto inicial con alimento u otra persona infectada. El tiempo depende del estado inmunológico del individuo, pero el promedio va de los 8 a los 10 días.

3. Al momento en que aparecen los primeros síntomas, el humano infectado se convierte en un foco de contagio. El mayor riesgo de contraer el virus es a través de los fluidos corporales (saliva, sangre, semen, fluido vaginal, orina, vómito y heces).

La buena noticia aquí es que, a diferencia de la gripa, el virus parece no transmitirse a través de fluido en aerosol (como el estornudo o las expulsiones por tos). La mala noticia es que los infectados se convierten en un cuerpo que expulsa saliva, sangre,  vómito y heces llenas del virus. Ya que la sangre no coagula, las hemorragias y los derrames sanguíneos que se presentan en todos los orificios del cuerpo no pueden ser detenidos. Cada paciente se vuelve un surtidor, altamente contagioso, del virus.

El problema en este tipo de sintomatología radica en que es casi imposible que las personas al cuidado del enfermo no entren en contacto con algún tipo de fluido. Es por eso que el personal sanitario se encuentra en riesgo permanente si no adopta las medidas preventivas necesarias.

4. Cuando el paciente se recupera o muere, el virus sigue activo. Los fluidos en el cuerpo del infectado continúan siendo un cultivo para el ébola incluso después de la muerte. Si logra recuperarse, el paciente aún será fuente de contagio por varios meses.

5. El método principal de protección es evitar, a toda costa, el contacto con los fluidos corporales de alguien infectado. El personal sanitario – debido a los riesgos que conlleva el tratamiento y cuidado de los enfermos – deberá adoptar medidas especiales para salvaguardar su integridad.

140807-ebola-spain-7a_467e254a065a484d2c28f83b36a56d08

Prevención Activa.

La primera gran epidemia de ébola fue en 1976. Durante la década de los ochentas no se registró ningún brote de la enfermedad. A partir de 1993 se han presentado 13 actividades epidémicas focalizadas en áreas pequeñas del continente africano. Hasta 2014 ningún caso había sido registrado fuera de África. Debido a esto, debemos aprender de las experiencias para el manejo epidemiológico aplicadas a lo largo de 30 años en África Subsahariana.

La infección masiva se debe, inicialmente, a la falta de medidas sanitarias apropiadas en el manejo de un paciente infectado: utilizar en repetidas ocasiones las jeringas, tocar a los enfermos sin guantes y acercarse a ellos sin tapabocas, protección corporal y ocular. La tardanza en garantizar el aislamiento y la falta de un manejo adecuado de los cuerpos provocan que el virus se disemine entre familiares y personal médico, quienes a su vez lo transmiten a otras personas.

Como hemos tratado en otros textos de este blog, lo primordial es mantener un plan de acción en caso de que se declare una epidemia de ébola (o cualquier otra contingencia biológica) en tu comunidad.

Se recomienda mantener reservas de alimento y agua en tu hogar. En caso de un brote epidémico, lo mejor es aislarse por un período razonable de tiempo y evitar el contacto con posibles fuentes de contagio. Evita acudir a lugares concurridos.

Las tiendas, los hospitales y las farmacias son el primer lugar al que los enfermos van a acudir. Piénsalo dos veces antes de exponer a tu familia.

No pierdas de vista la información emitida por las autoridades sanitarias mundiales (OMS, ONU, CDC) y locales. Es probable que se implementen medidas de contingencia y contención que deberás acatar para evitar el contagio en tu familia. Conoce los procedimientos básicos de supervivencia.

En un área donde exista un brote del virus, cualquier persona que presente síntomas parecidos a la gripe deberá acudir a las autoridades sanitarias correspondientes para un período de cuarentena en un espacio aislado con medidas especiales para minimizar el riesgo.

Si una persona comienza con problemas de salud relacionados con fallas renales, hepáticas o hemáticas, se evitará al máximo el contacto con las demás personas y se debe informar a las autoridades sanitarias locales.

Conoce las recomendaciones para el manejo específico de la ropa y los desechos corporales de una persona infectada. Pero sobre todo evita el contacto directo con estas fuentes de contagio.

Y en caso de una epidemia, el amor en tiempos del ébola será sin sexo y sin besos. Por si se preguntaban.

En Heroísmo Agonizante 101 realmente esperamos que estas toda esta información se tengan que quedar en la categoría de “Datos Triviales” sin que deba entrar en “Tips de Supervivencia”. Pero en mi negocio tenemos como doctrina el sabio dicho: “Más vale saberlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no saberlo“.

Cuidémonos nosotros mismos. Y así nos cuidamos todos.

Mientras tanto, veremos.

***

Y a usted, lector, lectora ¿cuenta con un plan de preparación familiar en caso de desastre? ¿Qué consejos puede darnos? Nos interesa saber. Deje sus comentarios y que el mundo siga girando. 

Si tú, lector, lectora, tienes alguna sugerencia, duda, pregunta, comentario o situación sobre la que quisieras que Roy Rivera Melo escriba puedes enviarla a heroismoagonizante101@gmail.com – Garantizamos el anonimato de quienes lo soliciten. Esperamos tus correos.

Anuncios
Categorías: 2014, Ébola, Ciencia, Epidemia, Geopolítica, Guerra, Informe Especial, Internacional, Medicina, Monstruos, ONU, Protección Civil, Salud, Superviviendo | Etiquetas: , , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “El amor en tiempos del Ébola.

  1. Pingback: Kit básico de emergencias… | Heroísmo Agonizante 101 (Sólo para principiantes)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

terribleminds: chuck wendig

Chuck Wendig: Freelance Penmonkey

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Imaginemos, imaginemos...

Sitio personal de Raquel Castro, escritora mexicana

El Arca de Pin

Una ventana abierta a la cultura

Tediósfera

Un blog de Eduardo Huchín

Compartiendo Macarrones

Para compartir todo lo que nos hace reír y llorar

E.M.A

Simplemente yo

GALDIN

Tras miles de años de paz y armonía, una guerra entre dos razas desata la desolación en un territorio que quedará yermo. Tras tanto odio, muertes y residuo del poder arcano, surgirá un mal que hará que las razas que viven en Rahaylimu se unan de nuevo para combatirlo.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

literatoluisrodriguez

Literatura y consejos.

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

La Tata

Filosofando sobre mi vida

Who needs normal?!

Ramblings from a crazy, cluttered mind...

¡Viajando se aprende!

Viajes en todas sus facetas

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

Por el hueco de la escalera

Por el hueco de la escalera se cuelan muchas cosas, así que yo las guardo en el hueco de la escalera por si me hacen falta.

A %d blogueros les gusta esto: