Las 3 Reglas del Mogwai.

La Retórica de lo Trivial. 8 Jun. 14. Por Rogelio Rivera Melo.  

La película “Gremlins” es una de esas cosas hermosas del cine que no se puede ver sin extraer algo de provecho. Así que aquí les dejo 3 Reglas y 10 Lecciones que todos podemos aprender al verla.

gremlins30x40

Las 3 Reglas del Mogwai.

Hace exactamente 30 años, el 8 de Junio de 1984, se estrenó “Gremlins”en los Estados Unidos. El filme se volvió una película icónica de la década ochentera. Escrita, dirigida y producida por tres jóvenes cineastas (Chris Columbus, Joel Dante y Steven Spielberg) que, a la larga, se convertirían a su vez en vacas sagradas del medio (ahora, más bien, vacas echadas).

El joven Chris Columbus escribió el guión basándose en las anécdotas que contaban los pilotos de las Segunda Guerra Mundial sobre las fallas mecánicas de sus aeronaves. Según ellos, los culpables de romper mangueras y cables en los aviones eran pequeños monstruos a quienes llamaban “gremlins”. De hecho, uno de los capítulos más memorables del programa de televisión sesentero “The Twilight Zone (“La Dimensión Desconocida”, le decíamos por estos rumbos) narra el ataque de uno de estos gremlins a un avión comercial mientras un pasajero lo atestigua, horrorizado, desde su ventanilla.

Pero la historia original no tenía nada que ver con aviones ni criaturitas come-cables. Columbus lo escribió como una historia de terror, con un tierno ser transformado en una horrorosa criatura que se multiplica miles de veces y resulta en una horda que toma por asalto toda una comunidad causando ataques, mutilaciones y muertes por doquier.

Cuando leyó el guión, a Steven Spielberg le encantó la idea general, pero la consideró demasiado violenta para el mojigato público estadounidense, por lo que pidió al director, Joe Dante, introducir un toque de la comedia sosa tan de moda en esa época (si, la época de “The Cosby Show” y “Seinfield“, entre otros).

Lo que resultó fue “Gremlins“, la historia de un padre que busca un regalo especial para su hijo. Como en esa época no había Walmart’s, el atribulado hombre se interna en el Barrio Chino y descubre un Mogwai cantor en una tienda. Después de negociar con la familia del tendero y, sobre todo, tras recibir la enorme lista de cuidados (TRES) que debe tener para con la criatura, logra comprarle el maravilloso regalo a su nene.

Hay muchos Gizmos ahí afuera.

Hay muchos Gizmos ahí afuera.

Billy, el flamante nuevo dueño del Mogwai, es como todos los adolescentes: promete cuidar al bichito, dice que lo quiere mucho, lo apapacha y lo besa y hasta le cambia el nombre (ahora se llamará “Gizmo”). Pero, ¡oh, sorpresa!, en cuanto a la observación de los cuidados del peludo animal, no es muy aplicado.

¿Ven? Les dije que era como todos los adolescentes.

Las 3 Reglas del Mogwai (que el irresponsable Billy no cumplió).

1) No exponerlo a la luz brillante (en especial a la luz solar), porque morirá; 2) Nunca mojarlo; y 3) La regla más importante, la que nunca se debe olvidar, es nunca, NUNCA, alimentarlo después de la medianoche. 

Luego, la debacle. Con su dueño incapaz de cumplir con la segunda regla (y el imbécil de su padre incapaz de supervisar que lo haga), Gizmo tiene hijos (o hermanos, o clones, o dobles o algo así). Los nuevos mogwais no son tan tiernos como el original. Más bien, son unos desgraciados, en especial uno con peinado mohicano y cara de maldito. Para acabarla de descomponer, los recién nacidos engañan a Billy para que rompa la tercera regla, con lo que, después de una brevísima etapa de capullo se convierten unos seres reptiloídes psicópatas que ponen bajo sitio a todo el pueblo.

Billy y su novia, junto con el “tierno” Gizmo-disfrazado-como-Rambo, tienen que pasar el resto de la película transformados en una suerte de exterminadores: cocinando en microondas y llevando a los monstruos al cine y persiguiendo al líder, el carismático “Stripe” (“Rayita”, le bautizaron en estas latitudes) quien ya había decidido tomar lecciones de natación.

Cualquiera diría que son reggaetoneros.

Cualquiera diría que son reggaetoneros.

Y es de ese modo que Gremlins se convirtió en una de esas cosas hermosas del cine (ahora treintañera) que no se puede ver sin sacar algo de provecho. Así que aquí les dejo…

LAS DIEZ COSAS QUE PODEMOS APRENDER DE “GREMLINS”.

1. Los humanos somos, bueno, humanos. La humanidad es demasiado inepta, irresponsable y abusiva como para interactuar  con las cosas bellas y delicadas de la naturaleza. No nos pueden regalar algo bonito, porque, tarde o temprano, lo transformaremos en algo horrible.

2. Hay que obedecer las reglas. Las reglas están ahí por algo. Aunque nos parezcan estúpidas. Quizá podamos olvidarlas o elegir no seguirlas, pero eso no significa que no existan. El descuido en no seguir TRES reglas hizo que una ciudad terminara plagada de seres asesinos, sin corazón ni utilidad alguna. Algo así como México. Creo que aquí también hemos olvidado seguir algunas cuantas reglas.

3. Nunca regalar una mascota a un adolescente. De hecho, nunca le regales nada costoso, raro e indestructible a un adolescente. Mejor cómprale un libro.

4. Recuerda esterilizar a tus mascotas. La genética es una desgraciada. Uno cree que los hijos serán bonitos, tranquilos e inteligentes como su papá, pero en realidad es un juego de azar. Si es feo, latoso e idiota, mejor acuda al doctor. ¡Ah! y también lleve a su mascota con el veterinario.

5. Hay muchos Gizmos ahí afuera. Muchas cosas (y personas) en la vida son como un Gizmo (parecen tiernas, suavecitas e inocentes), pero te descuidas un poco y se convierten en un Rayita (reptiloídes, psicópatas y destructivas). He sido testigo de algunas relaciones amorosas donde al principio todos somos Gizmo y acabamos derritiéndonos bajo la luz del sol como Rayitas.

6. Cuando compres algo, obedece las instrucciones del vendedor. Si no lo haces, será inútil reclamar por la garantía. Además es muy probable que la inocua tostadora de café se convierta en un dispositivo de destrucción masiva si no lees el manual.

7.  La mayoría de los bichos muere en el microondas. Pueden ver la escena en este video. Pero si no me creen, vean aquí. La ciencia lo respalda.

8. Si de pronto te encuentras con un ser horripilante, que tiene la boca repleta de dientes brillantes, usa lentes oscuros (aún cuando es de noche), viste pantalones abultados, lleva corte mohicano y actúa como una plaga en tu ciudad, TRANQUILÍZATE. NO es un gremlin. A esos los eliminó Billy. Lo más seguro es que estés viendo un reggaetonero. Aún estamos esperando al héroe que los lleve a ver Blanca Nieves al cine Palacio Chino.

9. La repetición de lo malo nunca es algo bueno. Tener una entidad mala en tu vecindad puede ser soportable, pero tener a un ejército de entidades a tu alrededor que actúa exactamente igual que la primera se vuelve un problema social. (Algo así como Starbucks, Oxxo, Walmart, los narcos, los políticos imbéciles y los trolls de internet).

10. LA REGLA MÁS IMPORTANTE. LA QUE NUNCA DEBEMOS OLVIDAR. Lector, lectora, si no quieres convertirte en un monstruo horripilante, NUNCA, NUNCA, NUNCA COMAS DESPUÉS DE MEDIANOCHE. También te puedes convertir en Miss Piggy (los resultados varían con el metabolismo).

Ah… y las secuelas de “Gremlins” ni las vean. Son una porquería. Anótenla como la regla 11. 

Mientras tanto, veremos.

Para Heroísmo Agonizante 101 es importante tu opinión y la de los demás.  ¿Ya viste “Gremlins”? ¿Qué es lo que más recuerdas de esa película? ¿Nos gustaría leer sobre ello. Comenta y comparte este post con tu familia y amigos. Gracias.

Anuncios
Categorías: Aprendizaje, Cine, Gremlins, Listas, Mascotas, Opinión, Regalos, Reseña, Retórica de lo Trivial | Etiquetas: , , , , , | 3 comentarios

Navegador de artículos

3 pensamientos en “Las 3 Reglas del Mogwai.

  1. Reblogueó esto en Seres Audiovisualesy comentado:
    ¿Quién se acuerda de esto?

    Me gusta

  2. Rogelio A. Rivera Melo L.

    Buenisimos el de las 10 Lecciones para cambiar al mundo y las reglas del Mogwai.
    Me gustaron mucho y esparo las 9 lecciones de ex-SEAL.

    Me gusta

  3. Pingback: Lo más leído en 2016 | Heroísmo Agonizante 101 (Sólo para principiantes)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

terribleminds: chuck wendig

Chuck Wendig: Freelance Penmonkey

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Imaginemos, imaginemos...

Sitio personal de Raquel Castro, escritora mexicana

El Arca de Pin

Una ventana abierta a la cultura

Tediósfera

Un blog de Eduardo Huchín

Compartiendo Macarrones

Para compartir todo lo que nos hace reír y llorar

E.M.A

Simplemente yo

GALDIN

Tras miles de años de paz y armonía, una guerra entre dos razas desata la desolación en un territorio que quedará yermo. Tras tanto odio, muertes y residuo del poder arcano, surgirá un mal que hará que las razas que viven en Rahaylimu se unan de nuevo para combatirlo.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

literatoluisrodriguez

Literatura y consejos.

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

La Tata

Filosofando sobre mi vida

Who needs normal?!

Ramblings from a crazy, cluttered mind...

¡Viajando se aprende!

Viajes en todas sus facetas

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

Por el hueco de la escalera

Por el hueco de la escalera se cuelan muchas cosas, así que yo las guardo en el hueco de la escalera por si me hacen falta.

A %d blogueros les gusta esto: