Sala de Espera.

Por Rogelio Rivera Melo.

Se podría escribir un libro con todas las cosas que suceden en la sala de espera de un consultorio médico.

images

Llevo un buen rato sentado en una incómoda silla. La espera se vuelve mas pesada a cada minuto. Las paredes blancas no hacen sino enfatizar la sensación de vacío. Estar aquí significa que debes cambiar tiempo de tu vida para obtener respuesta a preguntas tan trascendentales como ¿Qué carajo me está pasando, doctor?

Idealmente, esperar fuera del consultorio de un médico implica trocar horas de impaciente inquietud por días de existencia saludable en un futuro por venir.

Mientras espero llega una joven mujer con su hija. La niña, de unos seis o siete años,  viste su uniforme escolar. La madre carga una mochila adornada con dibujos de Hello Kitty y su enojo salta a la vista.

En cuanto se sientan, la pequeña comienza a mecer sus piernitas, que cuelgan unos diez centímetros por sobre el piso. La señora abre la maleta con gesto de enfado y ordena a su hija sacar todos sus cuadernos. De pronto viene a mi mente el recuerdo de cuando mi madre emitía la misma orden. Yo temblaba con pavor, pero la criatura sentada frente a mi parece inmune a la amenaza implícita en el tono de voz de su madre.

Hojean el primer cuaderno. “¿Ya viste lo fea que está tu letra?”, pregunta mamá. La niña, a quien le falta altura para ver, se levanta para asomarse. Su respuesta: “Ah, si. Pero eso es de principio de año. Todavía era chiquita”. Así siguen por un rato.

Pronto, todos los presentes nos damos cuenta que la mujer está buscando un pretexto para desquitar su enojo con la niña.

“Mira, Cristina, es la última vez que voy a tu escuela a dar la cara por ti”, le espeta. Centrando su vista en ella, le pregunta: “¿Por qué le pegaste al niño?”

La cría la mira, impasible. Con una voz que comienza a sonar impaciente contesta: “Ay, mamá. Ya te expliqué. Además mi papá no me regañaría”.

“¿Cómo que no te regañaría? ¿Porqué dices eso? ¡Le pegaste a un niño, Cristina!” “Sí, mamá. Pero mi papá no me regañaría porque le pegué bien fuerte”.

Y yo, dentro de mi, pensé que si Cristina fuera mi hija tampoco la regañaría.

Veremos.

Anuncios
Categorías: 2014, Esperar, Historias Reales, Niños | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Sala de Espera.

  1. yayo Sosa

    Me encanto Cristina!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

terribleminds: chuck wendig

Chuck Wendig: Freelance Penmonkey

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Imaginemos, imaginemos...

Sitio personal de Raquel Castro, escritora mexicana

El Arca de Pin

Una ventana abierta a la cultura

Tediósfera

Un blog de Eduardo Huchín

Compartiendo Macarrones

Para compartir todo lo que nos hace reír y llorar

E.M.A

Simplemente yo

GALDIN

Tras miles de años de paz y armonía, una guerra entre dos razas desata la desolación en un territorio que quedará yermo. Tras tanto odio, muertes y residuo del poder arcano, surgirá un mal que hará que las razas que viven en Rahaylimu se unan de nuevo para combatirlo.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

literatoluisrodriguez

Literatura y consejos.

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

La Tata

Filosofando sobre mi vida

Who needs normal?!

Ramblings from a crazy, cluttered mind...

¡Viajando se aprende!

Viajes en todas sus facetas

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

Por el hueco de la escalera

Por el hueco de la escalera se cuelan muchas cosas, así que yo las guardo en el hueco de la escalera por si me hacen falta.

A %d blogueros les gusta esto: