¿Alguien ha visto a mi perro?

La Retórica de lo Trivial XCV Por Rogelio Rivera Melo

 El robo de mascotas en la Ciudad de México se ha vuelto un problema que va creciendo conforme los delincuentes se aperciben de la gran rentabilidad de este ilícito. El valor de un perro va más allá de su costo monetario. La gente está dispuesta a pagar lo que sea por recuperar a un miembro de su familia.  

 ¿Alguien ha visto a mi perro?

Rodrigo hizo señas a la patrulla para que se detuviera. Cuando estuvo a su lado dijo al policía, con voz angustiada, “No encuentro mi perro. Lo perdí en el parque… ¿Qué puedo hacer?”

Imagen

El oficial hizo que subiera al vehículo e inmediatamente comenzó a hacerle preguntas. ¿Cómo es tu perro? ¿Donde fue la última vez que lo viste? ¿Te lo robaron o lo perdiste de vista? Cuando comenzó a obtener respuestas se dedicó a transmitirlas por su radio móvil a las unidades cercanas. “Sandy” es una perrita de raza mixta, sin pedigrí. Blanca, pequeña y peluda. Rodrigo y su pareja la adoptaron en un albergue para animales maltratados y abandonados. El agente y el dueño se dirigen al lugar donde se le perdió de vista la perrita. “Fue un momento de distracción”.

José Luis Carranza, coordinador general del Frente Ciudadano Pro Derecho Animal, señaló que los robos de mascotas se están incrementando, sobre todo, en colonias como La Condesa, Roma, Polanco, Centro Histórico, Cuauhtémoc y Coyoacán.

El parque México se encuentra ubicado en la colonia Condesa de la Ciudad de México. Un lugar emblemático en la capital del país debido a la rica vida cultural y comercial que bulle en el área, se trata de una zona donde viven personas con un nivel socio-económico medio alto, y es conocida como una de los reductos “hipster” de la ciudad. Además es una de las zonas capitalinas con mayor porcentaje de mascotas por habitante. En la Condesa hay gran cantidad de negocios “pet-friendly”. La mayoría localizados alrededor del parque.

Imagen

Al caminar entre las veredas del México, el policía se dirigió a personajes que habitualmente se encuentran en él. Primero, un entrenador-cuidador de perros, rodeado por 10 o 12 animales de diferentes razas y tamaños. “Estamos buscando una perrita. Una maltés blanco con placa y una correa de colores. Se llama Sandy”, comienza el uniformado. “No, eh. Pero búsquenla en la explanada, si alguien encuentra un perro perdido con correa e identificación casi siempre lo llevan ahí”, dice el guardaperros uniformado con una camiseta que ostenta el logo de un hotel para mascotas “by-the-park”. Cuando Rodrigo le pregunta el significado de ese “casi siempre”, recibe una respuesta que le hiela la sangre. “Bueno, es que a veces se los roban”.

Oscar Montes de Oca, subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la PGJDF, señaló que se han identificado varias maneras de operar de los delincuentes roba-perros: Roban el perro y después cobran la recompensa. Puede haber extorsión – hablan a la víctima para solicitar una cantidad dinero a cambio de regresar a la mascota. O utilizan métodos violentos para robar a los perros amagan con pistolas o armas punzocortantes.

Aunque Sandy tiene una bonita correa de colores, Rodrigo se empeña en creer que no es necesaria. “Es un perro muy inteligente”, dice. En cambio, Rosario, su pareja, insiste en pasear al animal siempre con las medidas de seguridad necesarias, “Es una irresponsabilidad dejar que una mascota ande por la calle sin que lo cuiden”. Al mirar alrededor, el dueño de Sandy se da cuenta la gran cantidad de perros que andan sueltos por el parque.

La Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal, proclamada por la Asamblea Legislativa del D.F., y publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal del 26 de febrero de 2002 dice en su Artículo 30: “Toda persona propietaria, poseedora o encargada de un perro está obligado a colocarle una correa al transitar con él en la vía pública. Otras mascotas deberán transitar sujetadas o transportadas apropiadamente de acuerdo a su especie. Los propietarios de cualquier animal tienen la responsabilidad de los daños que le ocasione a terceros y de los perjuicios que ocasione, si lo abandona o permite que transiten libremente en la vía pública.” No hacerlo amerita una sanción administrativa. 

Se acercan a un muchachito que se encuentra sentado en las antiguas bancas alrededor de la explanada del parque, sin hacer nada en particular. “¿Qué pasó, mi poli?”, saluda al oficial. “¿Qué onda, carnal? Oye, ¿no has visto a un perrito maltés blanco, chiquito, con una correa de colores? Se le perdió aquí al joven.” Rodrigo se siente apenado bajo la mirada acusadora del aún niño. Éste le espeta, “No lo traía amarrado”. No es pregunta. “Trae una correa de colores”, contesta el dueño. “Uy, pues aquí hay mucha rata. Andan buscando perros finos para secuestrarlos y pedir rescate. O esperar a que ofrezcan una recompensa. A veces los regresan cuando cobran. Otras veces los venden y ganan una lanota. Puro perrito con pedigrí”. “No lo espantes, mi chavo”, dice el policía, “Vamos, joven. Allá a la otra parte. Cruzando la calle”. Rodrigo sabe que Sandy no podría cruzar la calle sola. Le empiezan a temblar las manos cuando piensa cómo decirle a Rosario que su perrita no aparece.

Los perros de raza o con pedigrí son robados con fines de reproducción o reventa. Los perros de raza incierta o mixta son empleados para entrenar a perros de pelea o para venderlos como carne de consumo.

“Pareja, andamos buscando un perrito blanco, así de chaparrito – se agacha y muestra la estatura con una mano -, trae su placa y su correa”. El otro policía monta una bicicleta, usa lentes tipo ray-ban y un casco aerodínamico. “¿Tiene una foto del animal, joven?”, pregunta a Rodrigo. Éste le muestra una foto de Sandy que guarda en su celular. “Copiado, voy a darle búsqueda. Pendientes por este medio”, dice señalando el radio. Arranca a toda velocidad por el parque.

Las organizaciones protectoras de animales aconsejan observar cuidadosamente cuando se saque a pasear al perro; los criminales generalmente acechan a la víctima previamente, tal como lo harían con un humano, buscando y reconociendo rutinas. También es prudente colocar una plaquita en el collar que diga “Perr@ esterilizad@” para evitar el robo con fines de reproducción. Tener una fotografía actual de la mascota para su empleo como medida de identificación y herramienta de búsqueda, ya sea en las redes sociales o en carteles.

Una hora después y con todo el perímetro del parque recorrido, Sandy aún no está. Rodrigo pregunta al policía – que ya parece aburrido – qué es lo puede hacer. “Hay que levantar un acta en la delegación. O si tiene fotos del perrito puede venir y poner carteles con su imagen y un número telefónico. La gente de por aquí utiliza el Facebook para avisar si encuentran un perro perdido.” No menciona la posibilidad de extorsión, secuestro o robo del animal. “Venga, lo llevo a la delegación. Anote mi número de placa y mi nombre, no vaya a decir que no lo ayudamos”. En realidad, Rodrigo sabe que el policía ha sido una gran ayuda.

Existe una gran cantidad de páginas en las redes sociales que se dedican al cuidado y la protección de las mascotas, en ellas se puede denunciar el robo de un animal y solicitar la difusión de su fotografía y datos. La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, a través de la Brigada de Vigilancia Animal recibe denuncias telefónicas y proporciona auxilio sobre los procedimientos legales a seguir en caso de robo o extravío de mascotas. El teléfono de contacto es 5208-9898.

Photo0061

Rodrigo ahora sabe que, a pesar de que en 2011 se denunciaron 53 casos y 47 durante 2012, no ha habido perros rescatados ni bandas detenidas. Y que el asunto – aunque no es de seguridad nacional – y se está convirtiendo en un complejo problema social. Otro más en la Ciudad de México.

Para mayores informes sobre los derechos y obligaciones de los dueños y las mascotas, aquí el vínculo a la Brigada de Vigilancia Animal de la Policía del Distrito Federal. 

http://www.ssp.df.gob.mx/PartCiudadana/Pages/Brigada-de-Vigilancia-Animal.aspx

Y de Sandy… no se volvió a saber. No hubo recompensa ni se solicitó rescate.

Desafortunadamente, ya no la VEREMOS.

Anuncios
Categorías: Crónica, Historias Reales, Mascotas, Reflexiones, Reportaje | Etiquetas: | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “¿Alguien ha visto a mi perro?

  1. Rocío

    Yo hace poco y por accidente me topé con anuncios de “dueños” que venden a sus perros “porque se cambian de casa”. Hay anuncios de perros de diversas razas, algunos afirman que tiene pedigree, pero les toman fotografías en casas que están en obra negra 😦 Si has perdido o te han robado a tu mascota, no está de más que busques ahí.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

terribleminds: chuck wendig

Chuck Wendig: Freelance Penmonkey

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Imaginemos, imaginemos...

Sitio personal de Raquel Castro, escritora mexicana

El Arca de Pin

Una ventana abierta a la cultura

Tediósfera

Un blog de Eduardo Huchín

Compartiendo Macarrones

Para compartir todo lo que nos hace reír y llorar

E.M.A

Simplemente yo

GALDIN

Tras miles de años de paz y armonía, una guerra entre dos razas desata la desolación en un territorio que quedará yermo. Tras tanto odio, muertes y residuo del poder arcano, surgirá un mal que hará que las razas que viven en Rahaylimu se unan de nuevo para combatirlo.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

literatoluisrodriguez

Literatura y consejos.

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

La Tata

Filosofando sobre mi vida

Who needs normal?!

Ramblings from a crazy, cluttered mind...

¡Viajando se aprende!

Viajes en todas sus facetas

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

Por el hueco de la escalera

Por el hueco de la escalera se cuelan muchas cosas, así que yo las guardo en el hueco de la escalera por si me hacen falta.

A %d blogueros les gusta esto: