Una Ventana al Odio

La Retórica de lo Trivial LXXXVII Por Rogelio Rivera Melo

Imagen

A través del grueso cristal que se abre en el piso de la plaza es visible una estantería sin libros. Normalmente se encuentra rodeada de turistas y visitantes que observan dentro de ella. En una capital europea donde el diseño y la moda son un modo de vida, ¿cómo es posible que la gente se reúna alrededor de un escaparate donde se exhibe el vacío, la nada? Pero lo que ven aquellos que se asoman a través de esa losa de vidrio empotrada en los adoquines del suelo es una mirada – de primera mano – al odio, la discriminación y la cerrazón.

En Berlín, la Bebelplatz se encuentra rodeada por la Staatsoper (la sala nacional de Ópera) y la Universidad Humboldt, cuyas puertas son flanqueadas por las estatuas de los hermanos que dan su nombre a la institución educativa: Wilhelm, el lingüista, y Alexander, el naturalista.

En 1933, el diez de mayo, este lugar – rodeado de tanta cultura – resplandeció con la luz generada por miles de libros. Los miembros de la SA (Sturm Abteilung, la infame división de asalto del partido nacionalsocialista) y los estudiantes controlados por los “Camisas Pardas”, llevaron a cabo uno de los actos culturales de la ideología del nuevo régimen de Hitler.

Imagen

Conforme a las órdenes giradas por Goebbels, el ministro de propaganda nazi, se llevó a cabo la quema de unos 20,000 libros – la obra de periodistas, escritores, científicos y filósofos – cuyo contenido era “literatura que socava los cimientos morales y religiosos de nuestra nación”, “escritos que glorifican a la República de Weimar”, o letras comunistas que debían ser erradicadas mediante “la acción en contra del espíritu anti-germano”. Este acto marcó el inicio de la campaña de censura y persecución cultural en Alemania por parte de los nazis.

En marzo de 1995, se inauguró la obra “Biblioteca”, del artista Micha Ullman – una habitación subterránea, construida bajo el piso de la Bebelplatz, con estantes vacíos que podrían albergar unos 20,000 volúmenes, y que puede observarse desde la plaza a través de un panel de cristal transparente. Esta ventana a la exclusión es un recordatorio para la humanidad. Junto a ella se haya escrita la frase de Heinrich Heine: “Dort wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen”.

Eso sucedió hace 80 años.

Afortunadamente las cosas han cambiado. O eso creía hasta el pasado fin de semana cuando fui a visitar a unos familiares – un matrimonio ya entrado en años – con los que he desarrollado la costumbre de intercambiar libros. Al entregarle el libro que llevaba conmigo, la señora me preguntó sobre qué trataba. “Es el resumen de las actividades museográficas del Instituto Nacional de Cultura”, contesté.

Ella lo hojeó con interés. Levantó la mirada hacia mí y me dijo “Está muy bonito. Lo leeré con atención. No como ese libro que hace poquito le regalaron a mi marido. Una porquería. Hablaba de cosas feas. Quién sabe quien lo habrá escrito. Pero ni siquiera lo terminé”, me confesó. “¿Sabes dónde terminó ese libro?” Me encogí de hombros mientras negaba con la cabeza. Ella, levantando la voz, me dijo con orgullo: “Lo eché al agua”.

Y recordé la frase de Heine, esa que está junto a la ventana en el piso de la Bebelplatz: “Allí donde se queman libros, se termina quemando personas”.

Veremos. 

Anuncios
Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , , | 3 comentarios

Navegador de artículos

3 pensamientos en “Una Ventana al Odio

  1. Rocío

    Dilo. Di que hablaba de doncellas tragando semen (eso fue lo que ella dijo).
    😀

    Me gusta

  2. Lila

    Todos los libros de enseñan e ilustran, ja ja, el gusto es de quien lo lee.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

terribleminds: chuck wendig

Chuck Wendig: Freelance Penmonkey

Niebla

Blog Literario de Jerónimo Alayón Gómez

Imaginemos, imaginemos...

Sitio personal de Raquel Castro, escritora mexicana

El Arca de Pin

Una ventana abierta a la cultura

Tediósfera

Un blog de Eduardo Huchín

Compartiendo Macarrones

Para compartir todo lo que nos hace reír y llorar

E.M.A

Simplemente yo

GALDIN

Tras miles de años de paz y armonía, una guerra entre dos razas desata la desolación en un territorio que quedará yermo. Tras tanto odio, muertes y residuo del poder arcano, surgirá un mal que hará que las razas que viven en Rahaylimu se unan de nuevo para combatirlo.

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

literatoluisrodriguez

Literatura y consejos.

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

La Tata

Filosofando sobre mi vida

Who needs normal?!

Ramblings from a crazy, cluttered mind...

¡Viajando se aprende!

Viajes en todas sus facetas

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

Por el hueco de la escalera

Por el hueco de la escalera se cuelan muchas cosas, así que yo las guardo en el hueco de la escalera por si me hacen falta.

A %d blogueros les gusta esto: